WILBERTH A. NAVARRO 2015-0298





descarga.jpg


UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ESTE (UCE)




SUSTENTANTES:


WILBERTH A. NAVARRO BELTRE



MATERIA:


PROPIEDAD INTELECTUAL



TEMA:


DERECHOS CONEXOS



CARRERA:


CIENCIAS JURIDICAS (DERECHO).




MAESTRO:


SIMEON DEL CARMEN



FECHA DE ENTRGA:


24/10/16



Índice:
  1. 1. INTRODUCCION
  2. 2. Los derechos conexos
  3. 3. Origen del derecho conexo
  4. 4. DERECHO DE AUTOR
  5. 5. Situación Internacional y Beneficiarios de los Derechos Conexos
  6. 6. Protección de los Artistas, de los Intérpretes o Ejecutantes
  7. 7. Protección de Productores de Fonogramas
  8. 8. Protección de Organismos de Radiodifusión
  9. 9. Los Derechos Conexos en República Dominicana
  10. 10. Derechos Conexos al Derecho de Autor
  11. 11. Relaciones del Derecho de Autor y los Derechos Conexos
  12. 12. Disposiciones de la Ley 65-00 sobre Derecho de Autor respecto a los Derechos Conexos.
  13. 13. De los derechos afines al derecho de autor
  14. 14. De los Derechos de los Artistas Intérpretes o Ejecutantes
  15. 15. De los Productores de Fonogramas
  16. 16. De los Organismos de Radiodifusión
  17. 17. Del Dominio Público
  18. 18. Derechos
  19. 19. Titularidad
  20. 20. Tratados, Acuerdos y Convenios de la República Dominicana con otros países.
  21. 21. Naturaleza Jurídica de los Delitos.
  22. 22. Disposiciones Penales en el Derecho Internacional: El ADPIC
  23. 23. Principales delitos tipificados en las leyes nacionales: Latinoamérica
  24. 24. Sanciones en contra de la violación de los Derechos Conexos
  25. 25. Mapa Conceptual












INTRODUCCIÓN


Es importante, antes de entrar en el cuerpo de la práctica, tener y conocer un concepto básico de lo que se conoce como "Derechos Conexos o Afines" en nuestro país.

Los derechos conexos son aquellos que brindan protección a quienes, sin ser autores, contribuyen con creatividad, técnica u organización, en el proceso de poner a disposición del público una obra. También se les denomina derechos conexos al derecho de autor"

Proviene de las leyes anglosajonas, los derechos conexos son parte del marco jurídico del copyright.

Los Derechos Conexos son aquellos relativos a proteger los intereses jurídicos de ciertas personas ya sean físicas o de existencia ideal y que contribuyen a poner las obras a disposición del público. Son susceptibles de protección principalmente los artistas intérpretes o ejecutantes, los productores de grabaciones y los organismos de radiodifusión; pero dicha mención es puramente enunciativa, ya que no limita a proteger a otros tipos de sujetos que promuevan la exposición de la obra o la forma específica de exponerla, ya que también como ejemplo podría citarse a editores, promotores, difusores de medios digitales no radiales, etc.

Los Derechos Conexos o Afines al Derecho de Autor se han visto protegidos a lo largo de los años por medio de diversos acuerdos e instituciones que han pactado la protección de los mismos. Ciertamente República Dominicana forma parte de éstos al igual que más de 150 países alrededor del mundo. Con la visión de que se expanda la concientización de la protección de estos derechos y con la misión de que siempre sean reconocidos los mismos, se ha realizado este trabajo. Sin duda alguna, al igual que el mismo autor, los artistas intérpretes, productores de fonogramas y organismos de radiodifusión poseen derechos y deberes, excepciones y restricciones que en Derecho Dominicano se encuentran establecidos por la Ley 65-00 sobre Derecho de Autor y Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial.






Los derechos Conexos

Origen del Derecho Donexo:

A pesar de que los artistas, al igual que los autores, existieron a lo largo de toda la historia de la humanidad e incluso desde el mismo momento de la creación del hombre, no es menos cierto que el derecho de los artistas fue el último en ser reconocido legalmente. Mientras ya hablábamos del derecho de autor alrededor del año 1450, con la creación de la imprenta de Gutenberg, y se consolida posteriormente en la Revolución Francesa, en 1793, cuando se le reconoce como la más sagrada de todas las propiedades, es apenas a partir del año de 1900 que comienza a plantearse la posibilidad de reconocerle un derecho a los artistas. En 1928, se planteó por primera vez la necesidad de protección y en 1949 se iniciaron formalmente una serie de reuniones con la intención de reconocerle a éstos sus derechos. Estas reuniones tuvieron su desenlace en 1961, con la CONVENCIÓN DE ROMA, donde por primera vez, a nivel internacional, se les reconocen a los artistas, intérpretes o ejecutantes (músicos) y productores de fonogramas sus derechos.

En 1877 es cuando aparece el fonógrafo de Edison. Gracias a este avance tecnológico, que permitía la fijación de las interpretaciones en un soporte sonoro, las interpretaciones musicales podían ser distribuidas fácilmente a todas partes, sin que la presencia del artista fuera necesaria; más adelante comenzarían a ser radiodifundidas; y luego, con la aparición de la cinematografía y posteriormente el “video tape”, los cuales ya no sólo fijaban sonidos sino también imágenes, fue posible que los canales de televisión retransmitieran las presentaciones las veces que quisieran, sin contratar al artista. Esto tuvo un fuerte impacto sobre los artistas y músicos de la época.

Pudiéramos decir que los derechos nacen porque la tecnología desplazó o sustituyó la presencia física del artista de sus lugares naturales de trabajo. Las estadísticas de la época alrededor de 1937 revelan, por ejemplo, que el 90% de los músicos profesionales estaban sin empleo y es cuando la Unión Internacional de Músicos solicitó a la Organización Internacional del Trabajo "OIT" la búsqueda de una solución legislativa que los protegiera. En 1948, en Bruselas, se plantea por primera vez la denominación de "Derechos vecinos " del derecho de Autor llamado derecho conexos.


DERECHO DE AUTOR


Para hablar de Derechos Conexos es necesario tener una base por lo menos de lo que es el Derecho de Autor y lo que este abarca.

Pues, el Derecho de Autor es aquel conjunto de normas y principios dirigidos a la protección, tanto de los autores como de sus obras por el simple hecho de su creación, estas normas, a su vez, son las que manejan tanto el derecho patrimonial como el moral del autor respecto de su obra.

El término de derecho conexo está relacionado con las leyes de derecho de autor y el Copyright (derecho de copia). El término proviene del francés droits voisins o como se traduce al ingles related rights or neighboring rights.

Los Derechos Conexos derivan directamente del derecho de autor y por tal razón están estrechamente relacionados. No comprenden la obra en sí, sino situaciones jurídicas que envuelven o implican una actividad o trabajo relacionado con el llevarla hasta el público. Tal y como los derechos de autor, los derechos conexos generan derechos morales -de paternidad, de inédito, de integridad, de arrepentimiento- y patrimoniales -de traducción, de reproducción, de representación o ejecución, de radiodifusión, de recitación pública y de adaptación

Situación Internacional y Beneficiarios de los Derechos Conexos
La definición de derechos conexos puede variar en cada país aunque normalmente comprenden los derechos de los intérpretes, de los productores de fonogramas y radiodifusores. Los derechos conexos están contemplados internacionalmente por el primer cuerpo normativo dedicado a la protección de las (3) categorías de beneficiarios de derechos conexos que fue la Convención Internacional sobre la Protección de los Artistas, Intérpretes o Ejecutantes, Productores de Fonogramas y los
Organismos de Radiodifusión, mejor conocida como la "Convención de Roma de 1961".
La Convención de Roma del 26 de octubre de 1961, es la base internacional en la cual se expresan estos derechos afines y se promueve su protección por un plazo de 20 años desde la adquisición del derecho, es decir, desde que se interpretó la obra o desde que se difundió; del mismo existe otro acuerdo internacional más específico y aplicable a nuestra época, el ADPIC (acuerdo sobre los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relativas al comercio) determinado en la Ronda de Uruguay de la OMC (Organización Mundial del Comercio). El ADPIC establece protección de los productores e intérpretes, en cuanto a sus derechos de 50 años, y los derechos de los radiodifusores de tan solo 20 años. Este acuerdo, el ADPIC, fue incorporado como anexo IC al "Acuerdo de Marrakesh" (o acuerdo de la OMC) concertado el 15 de abril de 1994, entró en vigor el 1 de enero de 1995 y fue ratificado por la República de Panamá mediante Ley 23 de 15 de julio de 1997
La normativa internacional más reciente sobre el tema data del 20 de diciembre de 1996, y es el "Tratado de la OMPI sobre Interpretación y Ejecución de Fonogramas" también llamado "Convención de Ginebra de 1996" o mejor conocido por sus siglas en inglés "WPPT". Este tratado amplió el alcance de la protección de los derechos extendiendo las a la explotación de las obras protegidas en forma digital, incluida a la Internet; éste entró en vigor en el 2002.


Protección de los Artistas, de los Intérpretes o Ejecutantes

Los derechos conexos reconocen a tres categorías de beneficiarios: los artistas, intérpretes o ejecutantes, los productores de fonogramas o grabaciones y los organismos de radiodifusión.
Los primeros protegidos son las personas que interpretan o ejecutan las obras: artistas, cantantes, actores, bailarines, músicos, declamadores, entre otros. Su intervención creativa es la base, la esencia necesaria para expresar obras musicales, gramáticas, coreográficas, películas y otras.
Goza este grupo del derecho a impedir la fijación, la radiodifusión y la transmisión al público de sus interpretaciones o ejecuciones indirectas sin su consentimiento, así como el derecho de impedir la reproducción de fijaciones de sus interpretaciones o ejecuciones.









Protección de Productores de Fonogramas

En segundo lugar se benefician de los derechos conexos, los productores de fonogramas o grabaciones de sonido. En el proceso de grabar se introducen elementos creativos adicionales, además de la inversión económica del productor.

En el WPPT se define Fonograma como: "toda fijación de los sonidos, de una ejecución o interpretación de otros sonidos, o de una representación de sonidos que no sea en forma de una fijación incluida en una obra cinematográfica o audiovisual." y como Productor de Fonograma se refiere a: "la persona natural o jurídica que toma la iniciativa y tiene la responsabilidad de la primera fijación de los sonidos de una ejecución y/o interpretación u otros sonidos o las interpretaciones de esos sonidos."

Se reconocen derechos conexos del autor a los productores de fonogramas o grabaciones porque introduce recursos creativos, técnicos y financieros y de organización imprescindibles para poner a disposición del público los sonidos en forma de fonogramas comerciales (CDs, DVDs, Cassettes, pistas y demás.). Son los más necesitados de recursos legales para impedir utilizaciones o reproducciones no autorizadas, lo que llamamos piratería o impedir la radiodifusión o transmisión al público de sus producciones.

A estos productores de fonogramas se les concede el derecho de autorizar o prohibir la reproducción, directa o indirecta, la importación y distribución de sus fonogramas y de copias de los mismos, asi como el derecho a una remuneración equitativa en concepto de radiodifusión y transmisión al público de esas producciones. También se les conceden derechos de reproducción, derechos de distribución, derechos de alquiler, derecho de puesta a disposición, y derechos de remuneración por radiodifusión y comunicación al público.

Los derechos conexos de productores de fonogramas también se mantienen por 50 años contados a partir del 1 de enero siguiente a la primera publicación del fonograma.






Protección de Organismos de Radiodifusión

Y el tercer grupo que se beneficia de los derechos conexos es el de los organismos de radiodifusión. Estos derechos provienen de su aporte creativo en la realización de emisiones, no en sus contenidos, sino en el acto de emisión, el esfuerzo de radiodifundir.
El WPPT define la radiodifusión como: "la transmisión inalámbrica de sonidos o de imágenes y sonidos o de representaciones de estos, para su recepción por el público, dicha transmisión de señales decodificadas sera radiodifusión cuando los medios de descodificación sean ofrecidos al público por el organismo de radiodifusión o con su consentimiento”.

Los radiodifusores tienen interés en proteger la transmisión y retransmisión de sus emisiones, pues realizan considerables esfuerzos e inversiones para lograr que las obras lleguen al público.

A los organismos de radiodifusión se le conoce el derecho de autorizar o prohibir el derecho de la reemisión, la fijación sobre una base material de la emisión y la retransmisión en lugares accesibles mediante el pago de un derecho de entrada.


Los Derechos Conexos en República Dominicana Derechos Conexos al Derecho de Autor

En los últimos 50 años, se ha expandido rápidamente el ámbito de los derechos conexos al derecho de autor. Estos derechos conexos han ido desarrollándose en torno a las obras protegidas por el derecho de autor y conceden derechos similares, aunque a menudo más limitados y de más corta duración, a:

•-los artistas intérpretes o ejecutantes (tales como los actores y los músicos) respecto de sus interpretaciones o ejecuciones;

•-los organismos de radiodifusión respecto de sus programas de radio y de televisión.

•los productores de grabaciones sonoras (por ejemplo, las grabaciones en casetes y discos compactos) respecto de sus grabaciones



Relaciones del Derecho de Autor y los Derechos Conexos

La relación de los autores con los artistas intérpretes o ejecutantes es evidente, ya que el autor necesita dar a conocer su obra, y una forma efectiva es a través de estos últimos.

La finalidad de los derechos conexos, es proteger los intereses legales de determinadas personas y entidades jurídicas que contribuyen a la puesta en disposición del público de obras o que hayan producidos que, aunque no se consideren obras en virtud de los sistemas de derecho de autor de todos los países, contengan suficiente creatividad y dimensión técnica y disposición para merecer la concesión de un derecho de propiedad que se asimile al derecho del autor. En la normativa de derechos conexos se parte de que las obras resultantes de las actividades de esas personas y entidades merecen ser objeto de protección por sí misma por cuanto guardan relación con la protección de obras protegidas por derecho de autor. Ahora bien, en algunas leyes se deja claro que el ejercicio de los derechos conexos no debe afectar en modo alguno a la protección del derecho de autor.

El autor original de un personaje o una canción, es quien da a conocer la existencia de su obra para que un intérprete encarne el personaje o cante su canción. Lo mismo sucede con la escritura de un libro para su edición o la grabación de una canción para su transmisión por la radio.



Disposiciones de la Ley 65-00 sobre Derecho de Autor respecto a los Derechos Conexos.


Los Derechos Conexos o Afines en República Dominicana, se encuentran protegidos por la Ley no. 65-00 sobre Derecho de Autor del 14 de marzo del 2001. Sin embargo, es a partir desde el art. 133 hasta el art. 148, donde se encuentran establecidas las reglas específicamente para estos derechos.

Según el título VIII sobre los Derechos Afines de dicha ley, nos dice lo siguiente:

Art. 51.- De conforme con el artículo 135 de la Ley, la protección reconocida a los artistas, intérpretes o ejecutantes, a los productores de fonogramas, a los organismos de radiodifusión y a los demás titulares de derechos afines o conexos, no podrá vulnerar en modo alguno la protección otorgada a los autores y a los demás titulares de derecho sobre las obras interpretadas o ejecutadas fijadas o emitidas, según los casos.

En caso de conflicto entre los titulares de un derecho de un autor y los titulares de un derecho conexo, se adoptará siempre la solución que más favorezca al titular del derecho de autor.

Art. 52.- Los derechos establecidos en el artículo 137 y en el numeral 3) del artículo 141 de la Ley, están referidos a las comunicaciones interactivas, en las cuales los miembros del públicos pueden elegir la interpretación o ejecución de los artistas o la grabación sonora, según los casos, a las cuales quieren acceder, en el lugar y en el momento en que cada uno de esos miembros del público desee hacer la elección

Haciendo referencia a lo anterior estas son las disposiciones exclusivas establecidas para los derechos conexos o afines según la legislación dominicana (Ley No. 65-00):



De los derechos afines al derecho de autor:


Art. 133.- (Mod. por la ley 424-06, del 22 de diciembre del 2006). La protección ofrecida por las disposiciones de este título a los titulares de los derecho afines o conexos, no afectará en modo alguno la protección del derecho de autor sobre sus obras literarias, artísticas y científicas consagradas por la presente ley. Por lo tanto ninguna de las disposiciones de la presente ley podrá interpretarse en menoscabo de esa protección. Con el fin de garantizar que no se establezca ninguna jerarquía entre los derechos de autor, por una parte, y los derechos de los intérpretes o ejecutantes y productores de fonogramas, por otra parte, en casos que se requiera tanto la autorización del autor de la obra contenida en un fonograma como del artísta intérprete o ejecutante o del productor del fonograma, el requerimiento de la autorización del autor no exime el requerimiento del intérprete o ejecutante o del productor, ni viceversa.

Art. 134.- Los derechos afines de los artistas intérpretes o ejecutantes, los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión están sometidos a las mismas limitaciones y excepciones previstas en esta ley para las obras literarias, artísticas o científicas, en cuanto sean aplicadas.





De los Derechos de los Artistas

Intérpretes o Ejecutantes

Art. 135.- (Mod. por la Ley 424-06, del 22 de diciembre del 2006). Los artistas, intérpretes o ejecutantes tienen el derecho exclusivo de autorizar o prohibir:


1) La fijación de sus interpretaciones o ejecuciones no fijadas;

2) La reproducción, por cualquier procedimiento y en cualquier forma, de las fijaciones de su interpretación o ejecución;

3) La radiodifusión y comunicación al público de sus interpretaciones o ejecuciones no fijadas, excepto cuando la interpretación o ejecución constituya por sí misma una ejecución o interpretación radiodifundida;

4) (Mod. artículo 2 por la Ley No. 493-06, del 22 de diciembre del 2006). La radiodifusión al público del original o de los ejemplares que contienen su interpretación o ejecución fijada en un fonograma, mediante venta, alquiler o en cualquier otra forma.

Art. 136.- No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, los artistas intérpretes o ejecutantes no podrán oponerse a la comunicación pública de sus interpretaciones o ejecuciones, cuando la misma se efectúe a partir de una fijación realizada con su previo consentimiento, publicada con fines comerciales, sin perjuicio del derecho a una remuneración equitativa por la comunicación pública del fonograma que contiene su interpretación o ejecución, en la forma establecida en el capítulo siguiente:

Art. 137.- (Mod. por la Ley 424-06, del 22 de diciembre del 2006). En todo caso, los artistas intérpretes o ejecutantes conservaran el derecho exclusivo de autorizar o prohibir la radiodifusión o comunicación al público de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fonogramas, incluyendo la puesta a disposición del público de sus interpretaciones o ejecuciones, de tal forma que puedan ser accedidos desde el lugar y en el momento en que cada uno de ellos elijan.

Art. 138.- No deberá interpretarse ninguna disposición de los artículos anteriores como restrictiva del derecho de los artistas intérpretes o ejecutantes de contratar en condiciones más favorables para ellos cualquier utilización de su interpretación o ejecución.


Art. 139.- Cuando varios artistas intérpretes o ejecutantes participen en una misma ejecución, se entenderá que el consentimiento previsto en los artículos anteriores será dado por el representante del grupo, si lo tuviese o, en su defecto, por el director de la agrupación.

Art. 140.- Los artistas intérpretes o ejecutantes tendrán igualmente el derecho moral de vincular su nombre o seudónimo a la interpretación o ejecución y de impedir cualquier deformación de la misma que ponga en peligro su decoro o reputación.


De los Productores de Fonogramas

Art. 141.- (Mod. por la Ley 424-06, del 22 de diciembre del 2006). El productor de un fonograma tiene el derecho a autorizar o prohibir:
1) La reproducción directa o indirecta, temporal o permanente, de su fonograma, por cualquier medio o procedimiento;
2) La distribución al público del original o copias de su fonograma, mediante venta, alquiler o en cualquier otra forma;
3) La radiodifusión o comunicación al público de su fonograma, por medios alámbricos o inalámbricos, incluyendo la puesta a disposición del público de tal forma que puedan ser accedidos desde el lugar y en el momento en que cada uno de ellos elijan.
Art. 142.- (Mod. por la ley 424-06, del 22 de diciembre del 2006). Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo 3 del Art. 141, cuando un fonograma publicado con fines comerciales o una reproducción de ese fonograma se utilice directamente para la comunicación no interactiva con el público, la persona que lo utilice pagará remuneración equitativa y única, destinada a la vez de los artistas intérpretes o ejecutantes y al productor de fonograma, suma que será pagada por el productor por quien lo utilice




De los Organismos de Radiodifusión


Art. 144.- Los organismos de radiodifusión gozarán del derecho exclusivo de autorizar o prohibir los siguientes actos:

1) La transmisión de sus emisiones;

2) La fijación de sus emisiones;

3) La reproducción de una fijación de sus emisiones cuando:

a) No se haya autorizado la fijación a partir de la cual se hace la reproducción;

b) La emisión se haya fijado inicialmente de conformidad con las disposiciones de esta ley, pero la reproducción se haga con fines distintos a los indicados.

Párrafo I.- Asimismo, los organismos de radiodifusión tienen derecho a obtener una remuneración equitativa por la comunicación pública de sus transmisiones, cuando se efectúe en los lugares en los cuales el público acceda mediante el pago de un derecho de admisión o entrada.

Párrafo II.- Se reconoce una protección equivalente a la prevista en este artículo, el organismo de origen que realice su propia transmisión sonora o audiovisual por medio de cable, fibra óptica u otro procedimiento análogo.

Art. 145.- Los organismos de radiodifusión podrán realizar fijaciones efímeras de obras, interpretaciones y ejecuciones, cuyos titulares hayan consentido en su transmisión, con el único fin de utilizarlas en sus propias emisiones por el número de veces estipulado en el contrato, y estarán obligados a destruirlas o borrarlas inmediatamente después de la última transmisión autorizada.



Del Dominio Público:

Art. 146.- Dominio público es el régimen al que pasan las obras, interpretaciones o ejecuciones, producciones o emisiones que salen de la protección del derecho patrimonial privado, por cualquier causa.

Párrafo.- Pertenecen principalmente al dominio público:

1) Las obras, interpretaciones o ejecuciones, producciones y emisiones cuyo periodo de protección este agotado;

2) Las expresiones de folklore y de cultura tradicional de autor no reconocido;

3) Las obras, interpretaciones o ejecuciones, producciones o emisiones cuyos titulares hayan renunciado expresamente a sus derechos;

4) Las obras, interpretaciones o ejecuciones, producciones o emisiones extranjeras que no gocen de protección en el país;

5) Las obras de autores o artistas intérpretes o artistas intérpretes o ejecutantes fallecidos sin sucesores ni derecho-habientes.

Art. 147.- Para los efectos del numeral 3) del artículo anterior, la renuncia por los autores o herederos de los derechos patrimoniales de una obra, deberá hacerse por escrito e inscribirse en la Unidad de Derecho de Autor. La renuncia no será válida contra derechos adquiridos por terceros con anterioridad a la fecha de la misma.

Art. 148.- La utilización bajo cualquier forma o procedimiento de obras, interpretaciones o ejecuciones, producciones o emisiones del dominio público será libre.

Párrafo.- Sin embargo, por lo que se refiere a las obras del ingenio y a las interpretaciones o ejecuciones artísticas en el dominio público, deberán respetarse siempre la paternidad del autor o del artista intérprete o ejecutante, y la integridad de la obra o de la interpretación o ejecución, según corresponda.


Derechos

Los derechos que otorga el derecho conexo son:
•Artistas intérpretes o ejecutantes. La facultad de impedir:
◦la radiodifusión y la transmisión al público de las mismas
◦la reproducción de las fijaciones de sus interpretaciones o ejecuciones.
•Productores de fonogramas. El autorizar o prohibir respecto a sus fonogramas: la reproducción
◦la distribución e importación
◦la utilización pública
◦la transformación
•Organismos de radiodifusión. El autorizar o prohibir: la reemisión, la fijación y la reproducción de sus emisiones

Titularidad
La titularidad primigenia corresponde al artista o los artistas que interpretan o ejecutan una obra:
•Titularidad individual: cuando hay un solo artista que interpreta o ejecuta. La interpretación de un personaje por cada actor en obras dramáticas o dramático-musicales generalmente se considera como titularidad individual del actor. Dependiendo del país, la ley puede establecer que el productor es automáticamente el titular derivado.
  • Titularidad colectiva: si hay varios artistas que realizan la interpretación como en conjuntos orquestales, conjuntos corales, grupos de ballet; se denomina interpretación, similar a la coautoría en las obras autorales.

  • El titular primigenio puede transmitir todos o algunos de sus derechos a uno o varios titulares derivados, que pueden ser:
  • Los herederos o legatarios del intérprete
    •Una persona física o jurídica a través de un contrato. El contratante puede ser: editores de fotonovelas
    ◦productores de fonogramas
    ◦productores cinematográficos
    ◦organismos de radiodifusión

Tratados, Acuerdos y Convenios de la República Dominicana con otros países.


República Dominicana pertenece a una serie de Convenios y Tratados relativos al Derecho de Autor así como al Comercio, entre estos podemos mencionar los siguientes:

•Acuerdo de Marrakech.

•Convenio de Berna sobre Protección de Obras Literarias y Artísticas de 1886.

•Convención de Roma sobre Protección de Intérpretes, Productores de Fonogramas y Radiodifusión de 1961.

•Tratados de la OMPI sobre Derecho de Autor e Intérpretes y Protección de Fonogramas de 1996 (Convención de Ginébra)

•Convención de París sobre la Protección de la Propiedad Intelectual.

•Convención Panamericana sobre Patentes de Invención, Dibujos y Diseños Industriales.

•Convención Panamericana sobre Protección de Marcas Comerciales y Agrícolas

•Convención sobre Depósito Internacional de Dibujos y Diseños Industriales.

•Convención Universal de Derechos de Autor 1952.

•Convención sobre Registro Internacional de Marcas Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA).

•Acuerdo con la Unión Europea (Acuerdo de Lomé y de Cotonou).

•Tratado de Libre Comercio con CARICOM.

•Tratado de Libre Comercio con Centroamérica.

•Asociación de Estados del Caribe (AEC)

•Tratado Comercial de Alcance Parcial con la República de Panamá.

•República Dominicana y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

•La República Dominicana y Taiwán.

•Acuerdo de Asociación Económica entre los Estados del CARIFORUM y la Unión Europea y sus Miembros.

Naturaleza Jurídica de los Delitos.

Las principales teorías acerca de la naturaleza de los delitos contra el derecho de autor y los derechos conexos pueden resumirse de la siguiente manera:
-La falsificación. Que no es más que corromper, adulterar o contrahacer una cosa material o inmaterial.
-La defraudación. Es un engaño con repercusión patrimonial.
-Hurto. Aprovechamiento indebido de las obras protegidas por el derecho de autor y de las prestaciones, producciones y emisiones tuteladas por los derechos conexos.
-La usurpación. La podría explicar la figura del plagio, como apropiación de la paternidad de la obra ajena, que afecten la integridad de la obra o constituyan una reproducción no autorizada.

Disposiciones Penales en el Derecho Internacional: El ADPIC


El compromiso de sancionar penalmente las principales conductas infractoras del derecho de autor y derechos conexos, figura en el ADPIC (Acuerdo de la Organización Mundial del Comercio sobre los Aspectos de los Derechos de propiedad Intelectual relacionados con el Comercio). Su finalidad en cuanto a represión penal de dichas conductas descansa en dos principios fundamentales:

-Las sanciones deben ser suficiente disuasivas, para evitar en lo posible, nuevas violaciones por parte del infractor o, incluso, por terceros. Hablamos de una protección eficaz y adecuada mediante medios con iguales características.

-La pena debe ser equivalente a la aplicable a otros delitos de similar gravedad. Se refiere este principio a que los legisladores nacionales deben tomar en cuenta el carácter disuasivo de la sanción, no se trata de aplicación de penas simbólicas, sino severas y coherentes con las penas aplicables a infracciones de similar gravedad.



Principales delitos tipificados en las leyes nacionales: Latinoamérica

•La divulgación de una obra inédita.




•El plagio.

•La falsa atribución de titularidad y el fraude procesal.

•El irrespeto a la integridad de la obra y las violaciones al derecho de modificación
.

•El empleo indebido del título de la obra.

•La reproducción ilícita o ¨piratería¨.

•La ¨piratería¨ de señales.

•La distribución no autorizada de ejemplares.

•La puesta en circulación de reproducciones ilícitas.

•La presentación de declaraciones falsas.

•La sobreproducción de ejemplares.

•La comunicación pública no autorizada.


Sanciones en contra de la violación de los Derechos Conexos

En República Dominicana tanto el derecho de autor como los mismos derechos conexos se encuentran protegidos por la Ley 65-00, pero es en entre sus artículos 169 al 175 donde se detallan las sanciones a la violación de los mismos, y tomando como fuente principal la misma ley vamos hacer en manera resumida, mención de dichas disposiciones:

Según el artículo 169, incurre en prisión correccional de seis meses a tres años y multas de cincuenta mil salarios mínimos mensuales quien:

1) En relación con una obra literaria, artística o científica, interpretación o ejecución artística, producción fonográfica o emisión de radiodifusión, la inscriba en el registro o la difunda por cualquier medio como propia, en todo o en parte, textualmente o tratando de disimularla mediante alteraciones o supresiones, atribuyéndose o atribuyendo a otro la autoría o la titularidad ajena.

2) En relación con una obra literaria, artística o científica, interpretación o ejecución artística, producción fonográfica o emisión de radiodifusión, y sin autorización expresa:

a) La modifique, total o parcialmente;

b) La reproduzca, en forma total o parcial, por cualquier medio o en cualquier forma;

c) La distribuya mediante venta, alquiler o de cualquier otra manera;

d) La comunique o difunda, por cualesquiera de los medios de comunicación pública reservados al titular del respectivo derecho;

e) La reproduzca, distribuya o comunique en mayor número que el autorizado en forma expresa;

f) Conociendo el origen lícito de la copia o reproducción, la distribuyera al público, o la almacene, oculta, introduzca en el país o la saque de éste;

g) La reproduzca, distribuya o comunique por cualquier medio, después de vencido el término de la cesión o la licencia concedida;

3) De a conocer una obra inédita o no divulgada, que haya recibido en confianza del autor o su causahabiente, o de alguien en su nombre; sin la autorización para la divulgación otorgada por el titular del derecho;

4) En relación con una obra literaria, artística o científica, interpretación o ejecución artística, producción fonográfica o emisión de radiodifusión, se atribuya falsamente la cualidad de titular, originario o derivado, de cualesquiera de los derechos reconocidos por la presente ley y, con esa indebida atribución, obtenga que la autoridad competente suspenda el acto de comunicación, reproducción o distribución de la obra, interpretación o ejecución, producción;

5) Comunique, reproduzca o distribuya la obra, interpretación o ejecución artística, producción fonográfica o emisión de radiodifusión, por cualquier medio o procedimiento, suprimiendo o alterando el nombre o seudónimo del autor, del artista intérprete o ejecutante, del productor fonográfico o del organismo de radiodifusión según los casos;

6) Comunique, reproduzca o distribuya la obra, interpretación o ejecución artística, producción fonográfica o emisión de radiodifusión, por cualquier medio o procedimiento, con alteraciones o supresiones capaces de atentar contra el decoro de la misma o contra la reputación de su respectivo titular;

7) Presente declaraciones falsas en cuanto a certificaciones de ingresos; asistencia de público; repertorio autorizado; identificación de los autores o artístas intérpretes o ejecutantes, autorización obtenida, número de ejemplares reproducidos o distribuidos; a toda adulteración de de datos susceptibles de causar perjuicio a cualesquiera de los titulares de derechos reconocidos por la presente Ley;

8), 9) y 10) (Ordinales Eliminados, por la ley 426-06 del 22 de diciembre del 2006)

11) Utilice de cualquier otra manera una obra, interpretación o ejecución, producción o emisión, de maneral tal que infrinja uno de los derechos patrimoniales exclusivos reconocidos por la presente ley.

Existe otra sanción que incurre en multas de diez a cincuenta salarios mínimos por diferentes tipos de violaciones a estos derechos.


MAPA CONCEPTUAL

mapa.png






BIBLIOGRAFÍA Y CITAS BIBLIOGRÁFICAS: