AUTORIA DEL DERECHO DE AUTOR


Yritza Guerrero

Matricula: 2015-0014







DESARROLLO

Concepto de autoría

Cuando hablamos de autoría hacemos referencia a quien posee la calidad de autor, término que procede en su etimología del latín “auctor” con el significado de promotor o instigador. La autoría se aplica a quien se le reconoce ser el autor, creador o realizador de algo.

Concepto de derecho de autor
El derecho del autor es un derecho inmanente que nace con la creación de la obra y es independiente de la propiedad del soporte material que la contiene.

El derecho de autor comprende la protección de las obras literarias y artísticas, así como la forma literaria o artística de las obras científicas, incluyendo todas las creaciones del espíritu en los campos indicados, cualquiera que sea el modo o forma de expresión, divulgación, reproducción o comunicación, o el género, mérito o destino.

La autoría del derecho de autor
La autoría, en derecho de autor, es el reconocimiento de que una o varias personas son creadoras de una obra a partir de sus ingenios, ideas o sentimientos sin importar el medio o soporte en cual se encuentren expresadas. Es un derecho intrínseco a la creación como concepto, que no necesita ser declarado para existir tanto real como legalmente. Es la base del nacimiento y reconocimiento de derecho de autor, pues por el solo hecho de su creación, el autor es el titular de los derechos de autoría, es decir, de todos los derechos morales y patrimoniales que conlleva.


¿Quién es considerado como autor de una obra?
Se tendrá como autor de una obra, salvo prueba en contrario, a la persona cuyo nombre, seudónimo, iniciales o cualesquier otras marcas o signos convencionales que sean notoriamente conocidos como equivalentes al mismo nombre, aparezcan en dicha obra o en sus reproducciones, o se enuncien en la comunicación o cualquiera otra forma de difusión pública de la misma.
Únicamente la persona natural puede ser autor. Sin embargo, el Estado, las entidades de derecho público, y las personas morales o jurídicas pueden ejercer los derechos del autor y los derechos afines como titulares derivados, de conformidad con las normas de la ley 65-00 sobre derecho de autor.

¿Quién es el autor y quién es el titular?
Para obras en colaboración divisibles: en las que los autores hayan colaborado de manera tal que pueda separarse, cada individuo es autor y titular de la parte que contribuyó.
Para obras en colaboración indivisibles: en las que los autores hayan contribuido en forma que no se pueda fragmentar, todos son coautores y cotitulares de la obra completa.
Para obras de empleados privados: obra creada bajo relación laboral el autor y el titular es el empleado que la creó, a menos que hayan acordado lo contrario.
Para obras de empleados públicos: obra creada en el cumplimiento de sus funciones serán de su autoría, sin embargo, el titular se presume que es la entidad pública, salvo acuerdo contrario.
Para obras patrocinadas por entidades públicas: si son con fines educativos o resultados de investigaciones científicas los derechos morales y económicos serán del autor.
Para obras por encargo: el autor es quien la crea y solo podrán utilizarse de la manera expresamente autorizada por el autor.
Para obras colectivas: los autores son los creadores, sin embargo, se entiende que el titular es quien pública o divulga la obra.
En la mayoría de los casos el autor conserva la titularidad de la obra, pero posee la facultad de transferir esos derechos económicos a cualquier otra persona.

Derechos del autor
El autor siempre goza de los derechos morales (porque son intransferibles e irrenunciables), es decir, siempre tiene derecho a:
  • Ser identificado como autor.
  • Oponerse a modificaciones de la obra que perjudiquen su honor o reputación o disminuyan el mérito de la misma.
  • Permanecer como autor anónimo (si así lo desea).
  • No publicar la obra (si así lo ordena).

Derechos del titular
El titular es quien goza de los derechos económicos sobre la obra y puede ser el autor o cualquier otra persona a quien se le hayan cedido dichos derechos. Los cuales dan facultad a permitir o prohibir:
  • Reproducción de la obra.
  • Traducción de la obra.
  • Modificación de la obra.
  • Inclusión de la obra en otras.
  • Distribución de la obra.
  • Comunicación al público de la obra.


Derechos morales
El autor tendrá un derecho perpetuo sobre su obra, inalienable, imprescriptible e irrenunciable para:

1) Reivindicar en todo tiempo la paternidad de su obra y, en especial, para que se indique su nombre o seudónimo, cuando se realice cualquiera de los actos relativos a la utilización de su derecho;
2) A oponerse a toda deformación, mutilación u otra modificación de la obra, cuando tales actos puedan causar o causen perjuicio a su honor o a su reputación profesional, o la obra pierda mérito literario, académico o científico. El autor así afectado, podrá pedir reparación por el daño sufrido;
3) A conservar su obra inédita o anónima hasta su fallecimiento o después de él, cuando así lo ordenare por disposición testamentaria;
4) A retirarla de la circulación o suspender cualquier forma de utilización, aunque ella hubiese sido previamente autorizada, indemnizando los perjuicios que se pudiesen ocasionar a terceros.

Derechos patrimoniales
Los autores de obras científicas, literarias o artísticas y sus causahabientes, tienen la libre disposición de su obra a título gratuito u oneroso y, en especial, el derecho exclusivo de autorizar o prohibir:



  1. La reproducción de la obra, en cualquier forma o procedimiento;
  2. La traducción a cualquier idioma o dialecto;
  3. La modificación de su obra mediante su adaptación, arreglo o en cualquier otra forma;
  4. La inclusión de la obra en producciones audiovisuales, en fonogramas o en cualquier otra clase de producción o de soporte material;
  5. La distribución al público del original o de copias de la obra, mediante venta, alquiler, usufructo o de cualquier otra forma;
  6. La comunicación de la obra al público, por cualquier procedimiento o medio conocido o por conocer, y particularmente:

  • a) Las representaciones escénicas, recitales, disertaciones y ejecuciones públicas de las obras dramáticas, dramático-musicales, literarias y musicales, mediante cualquier medio o procedimiento;
  • b) La proyección o exhibición pública de las obras audiovisuales por medio de cualquier clase de soporte;
  • c) La emisión por radiodifusión o por cualquier otro medio que sirva para la difusión inalámbrica de signos, sonidos o imágenes, inclusive la producción de señales desde una estación terrestre hacia un satélite de radiodifusión o de telecomunicaciones;
  • d) La transmisión por hilo, cable, fibra óptica u otro procedimiento análogo, sea o no mediante abono;
  • e) La retransmisión, alámbrica o inalámbrica, por una entidad distinta de la de origen, de la obra objeto de la transmisión original;
  • f) La emisión, transmisión o difusión, en lugar accesible al público mediante cualquier instrumento idóneo, de la obra transmitida por radio o televisión;
  • g) La exposición pública de las obras de arte o sus reproducciones;
  • h) El acceso público a bases de datos de ordenador por medio de telecomunicación, cuando incorporen o constituyan obras protegidas;
  • i) En general, la difusión de los signos, las palabras, los sonidos o las imágenes, por cualquier medio o procedimiento;

8. Cualquier otra forma de utilización de la obra, conocida o por conocerse, salvo disposición expresa de la ley o estipulación contractual en contrario;

Duración de los derechos patrimoniales
(Ley 65-00)

Art. 21.- Los derechos de autor corresponden al autor durante su vida y a su cónyuge, herederos y causahabientes por cincuenta años contados a partir de la muerte de aquél. En caso de colaboración debidamente establecida, el término de cincuenta años comienza a correr a partir de la muerte del último coautor.

Párrafo.-
En caso de autores extranjeros no residentes, la duración del derecho de autor no podrá ser mayor al reconocido por las leyes del país de origen, disponiéndose, sin embargo, que si aquéllas acordaren una protección mayor que la otorgada por esta ley, regirán las disposiciones de esta última.

Art. 22.- Para las obras compuestas de varios volúmenes que no se publiquen juntamente, del mismo modo que para las publicadas en forma de folletos o entregas periódicas, el plazo de protección comenzará a contarse, respecto de cada volumen, folleto o entrega, desde la respectiva fecha de publicación de cada uno de los volúmenes.
Art. 23.- Si no hubiese cónyuge, herederos ni causahabientes del autor, la obra pasará al dominio público desde el fallecimiento de éste. En los casos en que los derechos de autor fueren transmitidos por acto entre vivos, estos derechos corresponderán a los adquirientes durante la vida del autor y cincuenta años desde el fallecimiento de éste, y para los herederos, el resto del tiempo hasta completar los cincuenta años, sin perjuicio de lo que al respecto hubieren estipulado el autor de la obra y dichos adquirientes.
Art. 24.- Las obras anónimas serán protegidas por el plazo de cincuenta años, contados a partir de su primera publicación o, en su defecto, de la realización. Si el autor revelare su identidad, el plazo de protección será el de su vida, más cincuenta años después de su fallecimiento.
Art. 25.- La protección para las obras colectivas y los programas de computadoras será de cincuenta años, contados a partir de la publicación o, a falta de ésta, de su realización.
Art. 26.- Para las fotografías, la duración del derecho de autor es de cincuenta años a partir de la primera publicación o exhibición pública o, en su defecto, de la realización.
Art. 27.- Las obras audiovisuales serán protegidas por setenta años contados a partir de la primera publicación o presentación, o, a falta de éstas, de su realización, sin perjuicio de los derechos sobre las obras originales incorporadas a la producción, cuya protección se regirá por los plazos generales previstos en esta ley.
Art. 28.- Los plazos establecidos en el presente Capítulo se calcularán desde el primero de enero del año siguiente al de la muerte del autor o, en su caso, al de la divulgación, publicación o realización de la obra.
Art. 29.- La protección consagrada en la presente ley a favor de los artistas intérpretes o ejecutantes será de cincuenta años a partir del primero de enero del año siguiente al de la muerte de su respectivo titular. Sin embargo, en el caso de las orquestas, corales y otras agrupaciones artísticas, el plazo de duración será de cincuenta años a partir del primero de enero del año siguiente a aquél en que tuvo lugar la interpretación o ejecución, o al de su fijación, si fuere el caso.
Párrafo I.-
La duración de los derechos de los productores de fonogramas será de cincuenta años contados desde el primero de enero del año siguiente al que se realizó la fijación.

Párrafo II.-
La protección a los organismos de radiodifusión será de cincuenta años, a partir del primero de enero del año siguiente a aquél en que se realizó la emisión.


Mapa de Conceptos


Grafico.png


BIBLIOGRAFIA


Ley no. 65-00 sobre los derechos de autor
http://deconceptos.com/general/autoria
https://leticiacaminero.com/2013/07/08/quien-es-el-dueno-de-la-obra/
http://wikintual.wikispaces.com/Autoria+del+Derecho+de+Autor
http://www.wipo.int/wipolex/es/text.jsp?file_id=229335